Audiolibros de escritores rusos

Una selección en formato de audiolibro de los mejores autores de la literatura rusa.

Audiolibros de escritores rusos

La nada de Leonid Andréiev

La nada de Leonid Andréiev

Este relato fantástico de Andréiev nos cuenta el dilema al que se enfrenta el protagonista, abocado a escoger dos caminos ante su inminente muerte. Lleno de intriga, misterio y magia, el cuento nos conduce a un final inesperado con un personaje, el diablo, que juega con el lector como pocos relatos lo han conseguido.

leer más
Noches blancas de Fiódor Dostoievski

Noches blancas de Fiódor Dostoievski

Como en muchas de las obras de Dostoiewski, la obra está narrada en primera persona por un narrador, sin nombre. El protagonista es el arquetipo del joven soñador y solitario e imagina constantemente su vejez solitaria.

leer más
La dama del perrito

La dama del perrito

Este es uno de los relatos más populares y de mejor factura de los que escribió  Antón Chéjov.(1860-1904). Sorprende por su modernidad, por relatar la historia de dos personas que se enamoran fuera de los cauces establecidos del matrimonio y cómo viven esa pasión.

leer más

Audiolibros de escritores rusos

Los autores rusos siempre han ejercido una especial fascinación entre mis lecturas. Autores como Chéjov, Dostoyevski, o Tolstoi por citar algunos de los más importantes, nos muestran la naturaleza humana en sus obras con una profundidad sin igual. Es cierto que algunas de las novelas rusas catalogadas como «naturalistas» nos introducen en la oscuridad de la mente humana como es el caso de «Crimen y castigo» de Dostoyevski pero no es menos cierto que se puede salir iluminado de una aventura literaria como esta.

Crear estos audiolibros con estas obras de la literatura rusa supone un enorme reto pero además constituye un placer con el que disfruto en cada línea leída. Espero, lector de audiolibros, que puedas disfrutarlo tú también.

¿Por qué audiolibros de escritores rusos?

Uno de los proyectos de esta página de audiolibros es la de ir completando poco a poco la mayor parte de los cuentos de Chéjov y de Tolstoi. Son narraciones muchas veces desconocidas para el gran público y aunque las hay menos interesantes (sobre todo en la primera época de Chéjov) las hay que son magistrales. Esta narrativa, por otro lado, pertenece a una época en la que no se disponía de Internet ni ninguna  de las plataformas de vídeo de las que disfrutamos hoy en día. Tan solo el teatro o la ópera eran los espectáculos a los que podían a cudir la población y siempre que habitasen en una gran ciudad y tuviesen los medios para costearse este tipo de ocio. Esto nos deja ante una sociedad cuyo entretenimiento más democrático era la literatura. Fácil de crear, tan solo es necesario papel y pluma y fácil de localizar, sino en las librerías, si en las bibliotecas públicas o a través del intercambio o préstamo de libros. Libros que también estaban presentes en los numerosos mercadillos de cada población. Más allá de esto, el entretenimiento era un lujo lejano o poco asequible.

Poner voz a la pluma de los autores rusos creando estos audiolibros es un regalo para quien escribe estas líneas.

Ayúdame a seguir leyendo para tí